Testimonials

Fragmentos del artículo de la Revista Artefacto internacional, por Zaida García Valencillo.

“Parte de lo que hoy llamamos cotidianidad es el resultado de un sinnúmero de referentes ancestrales. Algunos de ellos han dejado huella a través del arte, son capas tras capas de historia y creencias que definen las identidades culturales. Nuestras vidas transcurren entre rituales de pasos: nacimiento, matrimonio, muerte. A lo largo de la historia estos momentos quedaron representados en piezas cerámicas. Visualizar la esencia de esos procesos de vida e interpretarlos es crear capsulas de tiempo que nos trasladan a otro espacio simbólico. Esto es lo que hace la escultora y ceramista Jennina Guzmán. Ella realiza una estratigrafía del tiempo y de la herencia cultural latinoamericana, a través de un lenguaje cerámico contemporáneo.”

“Tal como señala Guevara (2005), el reto es lograr unos niveles de expresión artística que superen los límites funcionales de la cerámica, a través de las formas y procesos tradicionales asociadas a ella y de los fines utilitarios, ceremoniales o decorativos que siempre tuvo. Es asi como en su trabajo se pueden observar las representaciones simbólicas y la expresión plástica más significativa de la cerámica prehispánica, en permanente dialogo con elementos estéticos de la sociedad posmoderna.”

“Jennina es heredera de una importante generación de ceramistas venezolanas como reina herrera, Noemí Márquez, Belén Parada o Maruja Herrera; al igual que estas artistas integra las técnicas tradicionales, el lenguaje plástico de la escultura y la experimentación con los materiales. Su visión de la escultura cerámica se traduce en idolillos, figurinas, relicarios e instalaciones donde construye imaginarios arqueológicos como una metáfora de ese mundo ancestral en la que la calavera es una constante. En estas obras la artista se ve influenciada por las catrinas mexicanas, los vasos canopos empleados en el antiguo Egipto para depositar las vísceras de los difuntos y las vasijas en forma de cabeza en Venezuela y varios países de América sur. En ellas se puede observar un proceso de hibridación en el que se conjuga la investigación técnica del oficio de ceramista con las imágenes simbólicas y la estética contemporánea proveniente del anime, el manga y el tatuaje, todo ello trae como consecuencia un estilo propio.”

“Una estética impecable, en la que sobresalen colores y texturas que evocan motivos ancestrales, es la característica más llamativa de Arqueologías del lado de acá, muestra de la joven artista Jennina Guzmán.”

Patricia Pineda, Fragmentos del articulo Correo del Orinoco

“Jennina Guzmán es una escultora amante del color, de allí a que escogiera la cerámica como medio de expresión(…)su otra fascinación reside en los ídolos más universales, tema que fusiona con su técnica para dar vida al proyecto Arqueologías del lado de acá…”

“Abundan los detalles y acabados en cada una de las piezas”

“Me parece increíble que siendo tan joven, Jennina haya encontrado un lenguaje propio tan particular” comenta Sánchez Chapellin”

Liliana Ochoa Breijo, Fragmentos del artículo de Ultimas noticias, Enero 2015

“…Jennina Guzmán nos dice en su libro bitácora “Los caracoles no conocen su dicha”, y ahí comienza el viaje a la poesía de la metáfora de desenterrar nuestros propios mitos del pasado, presente y futuro. La vida del caracol es un secreto, vive dentro de sí y para sí, su salida al mundo es voluntaria, lo que desea mostrar es su elección. En su interior solo sueños, recreaciones y recuerdos. Estas piezas parecen mostrar ese mundo interior del caracol volcado misteriosamente al exterior, una mezcla de sueños y materializaciones del imaginario cultural de un sujeto en pleno siglo XXI.”

“En la arqueología formal se desentierran y se buscan los objetos que enlazan la historia de una población o sujeto cuya información se encuentra perdida por el olvido del tiempo o debido a que no se halla ningún testigo de una civilización. En este caso se trata de una metáfora del encuentro, de la arqueología del imaginario personal y colectivo. Se busca en estas piezas, que nos recuerdan el arte precolombino pero de una manera fresca y desenfadada, de dar significado al mundo onírico al materializarlo en estas formas que simulan cosas conocidas en una nueva configuración.”

Jorge Mitzuro Dasilva., Fragmentos de la reseña escrita en Antena plástica
https://antenaplastica.wordpress.com/2015/05/18/arqueologia-de-los-suenos-del-futuro-una-vista-al-trabajo-de-jennina-guzman/